Significado de la cruz celta

Significado de la cruz celta

En este artículo te enseñamos el significado de la cruz celta para que decidas si usarla o no. A simple vista parece una cruz normal, pero con un círculo que rodea la intersección. Pero la realidad es que se trata de mucho más que eso. Es uno de los iconos más importantes del cristianismo en zonas emblemáticas de Europa. Su alcance y penetración ha sido tanta que aún se utiliza en Irlanda y otras regiones del continente.

No hay certeza del origen de la cruz celta. Se dice que la primera vez fue vista 10 mil años antes de Cristo (a.C) en el Pirineo francés. Pero hay planteamientos que indican que el símbolo nació del hinduismo para representar las diferencias entre los sexos. Aunque el origen que más coincide con las explicaciones contemporáneas es la del cristianismo irlandés. Fue en ese país cuando se vieron las primeras cruces de piedra mandadas a elaborar por los monjes para rituales

El significado más determinante de la cruz celta lo condiciona la circunferencia que la rodea. Esto, porque al dividirla en cuatro partes es la representación de la fuente de la vida. La explicación se fundamenta en los cuatro elementos: agua, aire, fuego y tierra. También se argumenta que uno de los primeros que la usó fue San Patricio, para representar simbólicamente al sol y a la luna.

Otras historias dicen que la cruz simboliza las cuatro fiestas más importantes del calendario celta:

  • Samhain
  • Imbolc
  • Beltane
  • Lugfhnasadh

Estas eran celebraciones que se realizaban en cada estación con la elaboración de cruces celtas adornadas con elementos artísticos típicos del lugar. Otra explicación dice que este elemento era para los celtas los cuatro puntos cardinales. Eran empleados para que los dioses se orientaran de acuerdo a su religión. Así el este era Lugh que es igual al aire; el sur lo representaba Nuada con el fuego. Mientras que el oeste era Dagda, el agua; y el norte era igual a L’a Fáil, representando a la tierra.

Su función religiosa se enfocaba en invocar la protección de los dioses ante la invasión que sufrían diversos pueblos. Se hacía además para pedirle a los dioses que cuidaran el ganado y las tierras aradas. Socialmente daba estatus tener la cruz celta en los hogares como decoración. También era usada en embarcaciones o caminatas para avisar si se iba por buen camino. Así que su buen contenido simbólico te hará querer una en casa.